El fin justifica los medios

“El fin justifica los medios” es una frase popular muy antigua, controvertida y su origen se atribuye erróneamente a un autor del renacimiento.

El fin justifica los medios

Esta frase sigue vigente en nuestros días y mientras unas personas se rigen por ella para alcanzar sus objetivos, otras personas optan por actuar de forma ética y moral.

Significado de “El fin justifica los medios”

Esta frase quiere decir que una persona está dispuesta a realizar cualquier cosa, sin importar la que sea, para conseguir o cumplir con un objetivo. Anteriormente se aplicaba en el ámbito de la política y los negocios, pero ahora está inmersa en otros contextos de la vida.

Se utiliza generalmente para justificar cualquier acto o vía que son contrarias a la ética y buenas costumbres pero llevan a un fin positivo. Con esta frase las personas ignoran la moral y la ética, y justifican todas sus acciones siempre y cuando estas le permitan alcanzar el fin deseado.

Entonces, según esta frase, los actos de las personas deben ser juzgadas por sus resultados, por el logro de los objetivos y no por los medios para alcanzarlos. Sin embargo, según el escritor inglés Aldous Huxley, los fines no pueden justificar los medios, porque el medio usado determina la naturaleza del fin que se alcanza.

Ejemplo

A Mateo y Daniela, en la escuela les solicitan pintar un cuadro en acuarela utilizando las técnicas aprendidas en clase y les dicen que deben presentarlo en la próxima semana.

Mateo confiado de que tenía mucho tiempo para realizar el proyecto, decide irse el fin de semana de paseo con sus amigos y procrastina confiado que podrá cumplir con su tarea. Por el contrario Daniela, dispone de todo su tiempo para realizar la obra.

Pasan los días y Mateo inicia su proyecto, sin embargo, nota que no tiene suficiente tiempo para realizarlo y decide comprar una obra ya terminada y asumir que él mismo la hizo.

Llega el día de la presentación y la maestra y los compañeros quedan admirados con el resultado de Mateo y obtiene una excelente calificación por su supuesto trabajo. Por otra parte Daniela no obtiene la calificación que ella esperaba, pero aun así pudo aprobar su trabajo.

En este caso, Mateo alcanzó el objetivo de tener una excelente nota sin importar el medio para conseguirla, fue deshonesto, y engañó a su maestra y compañeros.

Origen de la frase

El origen de “El fin justifica los medios” es controversial. Pues se le atribuye erróneamente al escritor y personaje de la Italia renacentista, Nicolás Maquiavelo.

Muchas personas le atribuyen esta frase por su obra El príncipe, publicada en 1532, en la cual Maquiavelo defiende la imposición de cualquier teoría o plan político por parte del gobernante para perpetuarse en el poder.

Lo más parecido a esta frase se encuentra en las siguientes líneas:

En las acciones de los hombres, y particularmente de los príncipes, donde no hay apelación posible, se atiende a los resultados. Trate, pues, un príncipe de vencer y conservar el Estado, que los medios siempre serán honorables y loados por todos; porque el vulgo se deja engañar por las apariencias y por el éxito; y en el mundo sólo hay vulgo, ya que las minorías no cuentan sino cuando las mayorías no tienen donde apoyarse.

Según este escrito, la frase no aparece textualmente, pero puede interpretarse como una conclusión dada por el autor en sus narraciones.

Por otra parte, existen historiadores que dicen que el teólogo alemán Hermmann Busenbaum es el autor de esta frase, y que se extrae del libro Medulla Theologiae moralis, bajo la frase “Cum finis est licitus, etiam media sunt licita”, que significa “Cuando el fin es lícito, los medios también lo son”.

Otras teorías, afirman que Napoleón Bonaparte, en el libro de El príncipe, anotó una frase con un significado parecido que dice: “Triunfad siempre, no importa cómo, y siempre tendréis razón”.