Una artista documenta su trastorno bipolar a través de fotografías

Magalí Agnello es una fotógrafa argentina que documenta a través de sus fotografías de autorretrato la manera en la que lidia con el transtorno bipolar.

Una artista documenta su trastorno bipolar a través de fotografías

Para nadie es un secreto que detrás de las consecuencias del covid-19 se esconden otras pandemias silenciosas: una de ellas, los trastornos de salud mental.

Fotografía de autorretrato de Magalí Agnello. Lugar: naturaleza en un atardecer. Es una sombra de ella, dentro de estas unas flores y un ave.

Las enfermedades mentales siempre han estado ahí. El largo y difícil diagnóstico de estas enfermedades, la estigma social y la ignorancia por parte de familiares y amigos conduce a estas personas a ser marginadas, al rechazo e incluso a ser ridiculizadas.

La sociedad mantiene en constante presión a las personas que sufren enfermedades mentales, pues esperan, que se comporten como si no las tuvieran.

Fotografa: Magalí Agnello. Lugar: campo abierto. Magalí está parada sostenida por una bufanda amarrada a un árbol.

Magalí Agnello es una fotógrafa argentina que fue diagnosticada con trastorno bipolar en 2017. Sin embargo, mucho antes de ser diagnosticada, Magalí convivió en silencio con su enfermedad escondiendo los síntomas.

La depresión, la apatía, la fatiga y diferentes pensamientos suicidas se contrastaban con otros síntomas de bipolaridad como: la euforia, los pensamientos acelerados, la cabeza llena de ideas inconexas y tantas otras más, que le resultaba imposible dormir.

Autorretrato de Magalí Agnello en blanco y negro, ella está de perfil con la cabeza mirando hacia abajo.

Seis años antes de ser diagnosticada, Agnello documentó con su cámara una serie de autorretratos donde muestra su día a día lidiando con la enfermedad. Esta serie, se convirtió en una crónica donde se documentan las fotografías sobre el antes y después de su diagnóstico.

Su actividad en redes sociales y los proyectos fotográficos que Magalí ha realizado, han ayudado a personas diagnosticadas con esta enfermedad a no sentirse tan solas. Su activismo, ha contribuido a que familiares y personas cercanas entiendan el trasfondo de esta enfermedad; incluso, expertos en el tema han reconocido el trabajo de la artista como una herramienta más “humana” para dar a entender el trastorno.

Fotografía de Magalí Agnello. Ella aparece durmiendo con sus almohadas y cobija sobre el pasto. Encima la cubre un arbusto con una flor

Sus fotografías pudieron quedar en el ámbito privado, pero publicarlas, ha sido la manera en la que Magalí ha podido derribar el tabú en torno a este trastorno.

La artista de la fotografía afirma que, hablando de salud mental lograremos comprender y derribar barreras para comprender a las personas de nuestro alrededor que padecen en silencio estas dolencias.

Fotografía de autorretrato de Magalí Agnello. Ella está parada en un rincón observando la sombra de dos manos que señalan hacia ella.
Fotografía de Magalí Agnello. Ella está colgada piernas arriaba de un pasamanos en postura de dormir con una almohada roja.
Autorretrato de Magalí Agnello, ella está de perfil mirando hacia la izquierda, con la cabeza inclinada hacia abajo. En su cabez parece existir rayos
Fotografía de Magalí Agnello. Ella se encuentra entre los arbustos, con mirada de preocupación, sus manos están pintadas de negro y una sostiene su cara, otra sostiene una máscara en el suelo.
Autorretrato de Magalí Agnello. Ella se encuentra de perfil en un campo abierto caida la tarde. Arriba de su cabeza hay un árbol del que salen muchas aves volando.
Autorretrato de Magalí Agnello sentada en una bañera sosteniendo una sombrilla.
Fotografía autorretrato de Magalí Agnello donde se le ve sentada en un sofá con arena en la cara
Fotografía de autorretrato de Magalí Agnello. Está de pefil y es una silueta iluminada por el sol que está atrás. Su cabello está tirado hacia arriba.
Foto de autorretrato en primer plano de Magalí Agnello. Su mirada es seria.